Switch to ADA Accessible Theme
Cerrar Menú

Explicando la Diferencia Entre los Daños Económicos y No Económicos

Las víctimas de accidentes automovilísticos, colisiones de peatones, colisiones de ciclistas, resbalones y caídas, accidentes en locales y otras lesiones involuntarias sólo tienen un medio para obtener justicia e indemnización financiera: presentar una reclamación por lesiones personales. Las partes culpables que causan lesiones involuntarias no suelen ser castigadas en los tribunales penales, a menos que hayan bebido y conducido, hayan cometido un atropello con fuga o hayan cometido algún otro tipo de delito grave. Por lo tanto, la compensación financiera no es simplemente dinero, sino justicia y puede contribuir en gran medida al proceso de curación. Sin embargo, hay muchas otras razones prácticas para maximizar la compensación financiera de una persona, incluyendo la cobertura de sus salarios perdidos y su capacidad de generar ingresos, así como evitar la quiebra debido a una montaña de facturas médicas; las emergencias médicas son, de hecho, la causa más común de quiebra en América. Un abogado con experiencia puede ayudarle a maximizar su compensación por daños económicos y no económicos.

Los Dos Tipos de Daños por Lesiones Personales

Hay dos categorías de daños en un caso de lesiones personales: daños económicos y daños no económicos. Los ejemplos de los dos tipos de daños son los siguientes:

  • Daños económicos: Facturas de hospital, salarios perdidos, pérdida de capacidad de ganancia debido a la discapacidad, atención médica en el hogar, gastos de mantenimiento del hogar, daños a la propiedad y futuros gastos médicos por cirugías electivas y terapia física.
  • Daños no económicos: Pérdida de la alegría de vivir, pérdida de consorcio en demandas por muerte por negligencia, cicatrices permanentes y desfiguración, angustia emocional y dolor y sufrimiento.

El Valor de sus Daños Económicos Frente a los No Económicos en una Demanda por Daños Personales

Un daño económico tiene un valor monetario real. Por ejemplo, imaginemos que una contadora profesional certificada de 22 años de edad sufrió una lesión cerebral traumática que le causó una incapacidad permanente para trabajar en su profesión como contadora. Su trabajo de nivel inicial pagaba 40.000 dólares al año con buenos beneficios de salud para su familia y un 401(k). Supongamos que hubiera seguido trabajando como contadora pública hasta su jubilación a los 65 años, que hubiera sido a los 43 años. Tenga en cuenta que, con los aumentos y las bonificaciones anuales, el contador público de Florida gana en promedio 58.000 dólares al año, según la escala salarial. Durante los próximos 43 años de su carrera, probablemente habría ganado $2.494.000 ($58.000 X 43 años). Esta suma de casi 2,5 millones de dólares es fácilmente calculable con unos pocos factores simples como el salario, la ocupación, la edad y la probable trayectoria de su carrera. Otros daños económicos, como las facturas médicas pasadas y actuales, son aún más fáciles de calcular porque tienen una cantidad directa en dólares impresa en la factura. Pero no es tan simple para el dolor y el sufrimiento, la pérdida de la alegría de vivir y otros daños no económicos. Estos daños se calculan en base a la gravedad de sus lesiones, y el total de las lesiones económicas que tiene, o el total de sus gastos médicos, pueden multiplicarse por un factor de uno a cinco dependiendo de la gravedad de sus lesiones. También pueden estar basados en la evaluación psicológica, la presencia de estrés postraumático y muchos otros factores. Si la demanda es escuchada en la corte por un juez, un jurado puede decidir el valor de sus daños no económicos basándose en su empatía hacia su situación.

Nuestros Abogados de Lesiones Personales en Orlando Están Esperando Su Llamada

El valor de los daños económicos y no económicos de una víctima toma tiempo para entenderlo, y nuestros experimentados abogados de lesiones personales de Orlando saben cómo maximizar ambos negociando con las compañías de seguros y llevándolas a los tribunales cuando es necesario. Para empezar hoy, llame a Payer Law Group al 866-930-1238 para programar una consulta gratuita.

Facebook Twitter LinkedIn